El perreo de Glenn Close y el coqueteo de Youn Yuh-jung a Pitt rescatan del aburrimiento al Óscar

Ni corta ni perezosa, Close se puso a hacer twerking para disfrutar de la canción, dejando atónito a Howery, que si no esperaba que la actriz reconociese el tema.

VER MÁS

Chloé Zhao hace historia en los Óscar con mejor dirección, película y actriz por Nomadland

MADRID, 26 Ade abril (Europa Press).– La gala de la 93 edición de los Premios Óscar ha sido una de las más aburridas y monótonas que se recuerdan. Y es que, tras el potente y prometedor inicio en plano de secuencia con Regina King entrando a la Union Station de Los Ángeles, la ceremonia se ha caracterizado por la ausencia de sorpresas y los discursos excesivamente largos. Un tedio general en el que el único salvavidas fueron dos veteranas, Glenn Close y Youn Yuh-jung, que demostraron que son geniales tanto cuando interpreta como cuando improvisan.
Las dos “abuelas” de los Óscar de este año, ambas interpretaban a potentes matriarcas en Hillbilly, una elegía rural y Minari, respectivamente, regalaron los momentos más sorprendentes de la ceremonia, demostrando ambas muchas tablas y un gran sentido del espectáculo en contraste con el tono rutinario del resto de la gala.
La primera que “salvó la noche” fue la intérprete surcoreana, ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto. Youn subió a recoger su estatuilla y dio uno de los discursos más recordados de la ceremonia, al estar más contenta de que le diese el galardón Brad Pitt que de haberlo recibido.

Yuh-jung Youn wins Best Supporting Actress, making history as first Korean to win an #Oscar in the category – and her speech was hysterical. https://t.co/ScDUrk0xaG #Oscars pic.twitter.com/lwhi3xYu2c

— Good Morning America (@GMA) April 26, 2021
“Señor Pitt, encantada de conocerle. Vaya, ¿dónde estuvo usted durante el rodaje?”, comenzó a declarar Youn, consiguiendo despertar una carcajada al público y que el actor se sonrojase. Y es que el de la actriz era un dardo envenenado ya que el intérprete es productor ejecutivo de Minari. Ya en el backstage, la artista, haciendo gala de su humor, cuando le preguntaron a qué olía Pitt, ella contestó: “No le olí. No soy un perro”.
Aunque no fue lo único que comentó, la intérprete señaló, de manera amable, los problemas que tiene el público estadounidense a la hora de pronunciar su nombre. “Lo he oído de muchas formas, pero esta noche os perdono a todos”, manifestó. Además, Youn quiso rendirle un homenaje a Close, al detenerse en la mesa de la actriz de Atracción fatal cuando subí a recoger su premio y declarándose “fan” de la artista.
Precisamente, Close, la cual lleva ya ocho nominaciones y ninguna victoria, regaló al público el otro gran momento de la gala. Cuando Lil Rel Howery quiso hacer un juego entre los invitados para amenizar la gala, la actriz demostró sus conocimientos musicales y cinéfilos, al reconocer el tema “Da Butt” de la cinta Aulas turbulentas, de Spike Lee.

Glenn Close is a national treasure.#DaButt#Oscarshttps://t.co/ScDUrk0xaG pic.twitter.com/pgv8XQ1lrb
— Good Morning America (@GMA) April 26, 2021
Ni corta ni perezosa, Close se puso a hacer twerking para disfrutar de la canción, dejando atónito a Howery, que si no esperaba que la actriz reconociese el tema… mucho menos que comenzara a bailarlo de forma tan divertida. Fue, sin duda, uno del los momentos más virales y de los pocos pasajes de la ceremonia de 2021 que pasarán a la historia de los Óscar.

Comments

comments