Brasil llega a las 390 mil muertes por COVID-19 en abril, que es ya su peor mes de toda la pandemia

A pesar de la grave situación de Brasil, centenares de cariocas abarrotaron las playas de Río de Janeiro este domingo. De hecho, hace unos días el Presidente Bolsonaro señaló que de ser necesario desplegaría al Ejército para terminar con toque de queda y que así la ciudadanía vuelva a las calles.

VER MÁS

Bolsonaro amenaza con usar al Ejército para acabar con… el toque de queda en calles de Brasil

Sao Paulo, 25 abr (EFE).- Brasil sumó este domingo mil 305 nuevas muertes por el coronavirus y superó los 390 mil fallecidos por el patógeno, en lo que ya supone el mes más letal de la pandemia desde el registro del primer deceso en el país, el 12 de marzo de 2020, informó el Gobierno.
El gigante latinoamericano, una de las naciones más azotadas por la crisis sanitaria, acumula así un total de 390 mil 797 decesos relacionados a la COVID-19, de acuerdo con el más reciente boletín difundido hoy por el Ministerio de Salud.
En las últimas 24 horas, el país confirmó además 32 mil 572 nuevas infecciones, por lo que el total de contagiados ascendió a 14 millones 340 mil 787, pese a que las cifras podrían ser mayores debido a la reducción del personal responsable de recopilar los datos los fines de semana, que solo terminan de ser consolidados los martes.
Brasil atraviesa una virulenta y mortífera segunda ola de la pandemia, mucho peor que la primera, y abril ya se presenta como el mes más letal de la emergencia de salud en el país, con 69 mil 282 víctimas mortales contabilizadas hasta ahora, frente a los 66 mil 573 fallecidos anotados durante todo marzo.
Sin embargo, si bien la pandemia sigue avanzando rápidamente por todo el territorio brasileño, el promedio de muertes diarias se ha reducido en las últimas semanas y viene situándose en torno a las tres mil, por lo que las autoridades consideran que el país podría haber alcanzado el pico de la curva epidemiológica, aunque a niveles muy elevados.

VER MÁS

La COVID tiene nuevo récord: 900 mil casos en un día. EU y Europa darán ayuda urgente a la India

Pese a la grave situación, centenares de cariocas volvieron a llenar las playas de Río de Janeiro este domingo, aunque la permanencia en sus arenas solo esté autorizada en los días laborales.
Asimismo, las escenas de aglomeraciones también fueron registradas en Sao Paulo, que flexibilizó parte de las medidas restrictivas que estaban en vigor desde el pasado 6 de marzo y autorizó la reapertura la víspera de bares, restaurantes, museos, cines y parques, entre otras actividades económicas.
LA VACUNACIÓN VUELVE A RETRASARSE
Con más de 210 millones de habitantes, Brasil confía en el avance de la vacunación, iniciada a mediados de enero, para contener la rápida escalada de óbitos y casos por la COVID-19, pero viene enfrentando dificultades en medio de la escasez de nuevas dosis y materias primas para la fabricación local de los antígenos.
Este fin de semana, el Ministerio de Salud redujo en 14.5 millones la previsión de entrega de inmunizantes esperadas para el mes de mayo, lo que se traduce en un 31 por ciento menos de lo calculado inicialmente.

VER MÁS

Minimizó expertos (los suplió con militares). Desdeñó el virus. Hoy lidia con muertos. Así Bolsonaro

Ello porque, explicó la cartera, el volumen de ingredientes activos recibido en los últimos meses fue menor al esperado y, además, porque algunas vacunas siguen pendientes del aval de la agencia reguladora de salud para que sean utilizadas en el país.
En medio de ese escenario, la cuarta parte de las ciudades brasileñas se han visto obligadas a suspender sus procesos de vacunación, de acuerdo con un informe elaborado por la Confederación Nacional de Municipios (CNM).
Desde el inicio de la campaña nacional de inmunización, cerca de 28.9 millones de personas han recibido la primera dosis de la vacuna, lo que representa el 13.6 por ciento de los brasileños, mientras que menos del seis por ciento de la población ha sido inoculada con la segunda dosis.

Comments

comments