Union Station, sitio histórico y gran protagonista de películas, albergará por primera vez a los Óscar

Union Station ha aparecido en comerciales de autos, reality shows y series dramáticas (Levine filmó allí para NCIS: Los Angeles). Pero sus techos con vigas, pisos de baldosas españolas y majestuosos candelabros de bronce realmente brillan en el cine, donde ha hecho de estación de tren, de banco, comisaría, club y aeropuerto.

VER MÁS

Los nominados de los Óscar no tendrán que llevar mascarilla ante las cámaras durante la gala

Por Lindsey Bahr
Estados Unidos, 22 de abril (AP).- Los Óscar se dirigen a Union Station en el centro de Los Ángeles por primera vez este año, pero el sitio histórico y centro de transporte activo ya es una estrella de cine.
El impresionante edificio de John Parkinson y su hijo Donald Parkinson, que combina los estilos arquitectónicos Misión y Art Deco, ha aparecido en películas populares desde que se completó en 1939, con papeles secundarios en filmes de Blade Runner a The Dark Knight Rises (Batman: El caballero de la noche asciende).
“Visualmente, es un lugar tan increíble y es un viaje al viejo Hollywood”, dijo J.J. Levine, un gerente de locaciones. “Me encanta que los Oscar vayan a ser ahí”.
Union Station ha aparecido en comerciales de autos, reality shows y series dramáticas (Levine filmó allí para NCIS: Los Angeles). Pero sus techos con vigas, pisos de baldosas españolas y majestuosos candelabros de bronce realmente brillan en el cine, donde ha hecho de estación de tren, de banco, comisaría, club y aeropuerto.
“Por sus pasillos y vestíbulo principal han pasado gángsters (Bugsy), narcotraficantes (Mike’s Murder / El asesinato de Mike), manifestantes políticos (The Way We Were / Nuestros años felices), munchkins (Under the Rainbow / Manicomio en Hollywood) y hasta un extraterrestre disfrazado de conductor de ferrocarril (Species / Especies)”, dice el cineasta Thom Andersen en su documental de 2003 Los Angeles Plays Itself.
Es un “sitio favorito para secuestros” del cine en películas como Nick of Time (Tiempo límite) y To Live and Die in L.A. (Vivir y morir en Los Ángeles) y casi nunca hace de “sí mismo”.

Ha desempeñado papeles como la comisaría de Blade Runner y el aeropuerto internacional de Los Ángeles en The Replacement Killers (Asesinos sustitutos). Fue una estación de tren de Nueva York en la épica Pearl Harbor sobre la Segunda Guerra Mundial y la comedia romántica con Justin Timberlake Friends with Benefits (Amigos con beneficios), el exterior de un estudio de cine de la década de 1950 en Hail, Caesar! (¡Salve, César!), la casa de Demi Moore en Charlie’s Angels: Full Throttle (Los ángeles de Charlie: Al límite) y el palacio de justicia de los revolucionarios en la ciudad de Gotham en The Dark Knight Rises. También tuvo un papel protagónico en la película del cine negro de 1950 Union Station (De mala entraña) con William Holden y Nancy Olson, que transcurría en Chicago.
Mike Fantasia es un gerente supervisor de locaciones que ha estado en Union Station para varios rodajes, como Catch Me If You Can (Atrápame si puedes) and Seabiscuit (Alma de héroes).
En Catch Me If You Can de Steven Spielberg, el área de venta de boletos hizo de banco cuando el personaje de Leonardo DiCaprio conoce a la cajera interpretada por Elizabeth Banks y la invita a salir a cenar.

“Fue una escena simplemente hermosa”, dijo Fantasia. “Estaba muy bien iluminada. Hay humo atmosférico, hay muchos extras de época”.
Para Seabiscuit, convirtieron un antiguo restaurante en el lado sur de la estación en un club. Recientemente, la Imperial Western Brewing Company se hizo cargo del espacio.
“Todo el mundo quiere ir allí porque es un edificio emblemático de Los Ángeles. Es una estación bella y antigua. Ha sido hermosamente mantenida y restaurada. Es simplemente un edificio clásico”, dijo Fantasia. “Uno ve el exterior, ve esa taquilla. Cualquiera que conozca Los Ángeles sabe dónde estás”.
No es barato, agregó Fantasia, pero siempre vale la pena: “Uno obtiene más que el valor de su dinero”, dijo.

Union Station también acaba de terminar un proyecto de restauración de 8 años y 4.1 millones de dólares, por lo que lucirá de lo mejor para las estrellas y espectadores de todo el mundo el domingo en los Oscar.
Los Premios de la Academia se han mudado varias veces en sus 93 años de historia. La primera ceremonia, en 1929, se llevó a cabo en el hotel The Hollywood Roosevelt. Fue un banquete y asistieron 270 personas, aunque todos conocían a los ganadores desde hacía tres meses.
Los banquetes continuaron en años posteriores en los hoteles Ambassador y Biltmore. Se ha realizado en el Teatro Chino de Grauman, el Shrine Civic Auditorium, el teatro Melrose Avenue de la Academia, el teatro Pantages, el Santa Monica Civic Auditorium, el Dorothy Chandler Pavilion y, desde 2002, el Teatro Dolby (anteriormente Kodak) en Hollywood y Highland, a solo una calle de la primera ceremonia.

Este año el espectáculo tendrá algunos elementos desde el Dolby, pero la mayor parte de la acción, desde la alfombra roja hasta la ceremonia, será en Union Station. Y será una gala mucho menos concurrida: los 3 mil 400 asientos disponibles en el Dolby se redujeron a un máximo de 170 en la sala principal en un momento dado debido a los protocolos relacionados con el COVID.

VER MÁS

Productores de los Óscar anticipan que la ceremonia de la Academia será como una película

La elección del lugar no estuvo exenta de polémica y preocupación sobre cómo impactará a los servicios de autobuses y trenes, y Metro ha dicho que no se verán afectados.
La periodista Alissa Walker escribió en Curbed que, “como sabe cualquiera que haya estado allí durante el rodaje de una película, navegando por entradas cerradas y desvíos fuertemente patrullados, terminará impactando negativamente a las personas que dependen del transporte público”.
Algunos también propusieron otros recintos, desde el estadio de los Dodgers hasta el Music Center en el centro de la ciudad. Pero Union Station fue la elegida y se prepara para debutar en los Oscar el domingo por la noche.
“Estoy deseoso de ver eso”, dijo Fantasia. “Uno jamás pensaría que podrían lograr algo así, pero es un gran espacio y estoy seguro de que se verá fantástico”.

Comments

comments